Los ciclos combinados “bomberos”